Protección Civil y EMERGENCIAS - Ayto. de Yecla 

 Bienvenida  Quienes Somos  Actividades  Calendario  Consejos  Galer. Fotografica  Meteorologia 

 Solicitud Servicio  Acceso Email  Hazte Voluntari@  Multimedia  Contacto  Prot. de Datos  Libro de Visitas

 

 

 AUTOPROTECCION

 

RECOMENDACIONES

 

ALGUNAS PAUTAS DE AUTOPROTECCIÓN QUE SIEMPRE CONVIENE RECORDAR ANTE UNA SITUACIÓN DE EMERGENCIA

¿Qué puede hacer usted ante una situación de emergencia?

En términos generales, es natural que ante una situación de riesgo o emergencia, pueda tener una sensación de miedo o inseguridad. Por eso, antes que nada, deténgase unos instantes para recuperar la calma necesaria que le permita adoptar las decisiones más aconsejables y oportunas.
La serenidad y la reflexión son los mejores aliados para afrontar una situación que entrañe algún tipo de amenaza o peligro. Además, la tranquilidad de su comportamiento favorecerá la seguridad de las personas que estén a su alrededor.
La utilización simultánea y de forma masiva del teléfono, produce el bloqueo de las líneas. En estos casos, usted puede colaborar usando su teléfono únicamente en caso de extrema necesidad.

ALGUNAS MEDIDAS DE PREVENCIÓN:

Disponer de una radio, una linterna a pilas y un botiquín.
Tener localizados los documentos más relevantes.
Tener a mano los números de teléfono de la Policía, Bomberos, servicios Médicos o Protección Civil. Algunas Comunidades Autónomas disponen del número de emergencias 112.
Recordar que propagar rumores e informaciones exageradas, incompletas o deformadas, no sólo no ayuda, sino que puede confundir y alarmar a otros posibles afectados y perjudicar la eficaz solución de la emergencia.

RECUERDE

Las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puede derivarse de los desastres.

En caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección, ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás.

 

 

TEMPERATURAS EXTREMAS POR CALOR:

Limite su exposición al sol, permanezca en lugares protegidos del sol el mayor tiempo posible y manténgalos bien ventilados.
Tenga en cuenta que, al entrar o salir de estos lugares, se producen cambios bruscos de temperatura que pueden afectarle.
Tome comidas ligeras y regulares, bebidas y alimentos ricos en agua y sales minerales, como las frutas y hortalizas, que le ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor.
Vístase con ropa adecuada de colores claros, cubriendo la mayor parte del cuerpo, especialmente, la cabeza.
Evite ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día.
Interésese por personas mayores y enfermas próximas, que vivan solas o aisladas.
Nunca deje a niños ni personas mayores en el interior de un vehículo cerrado.

RECUERDE

La prevención favorece su seguridad y conocer algunas pautas de conducta para la autoprotección ayuda a tomar las decisiones adecuadas.
Siga las recomendaciones específicas sobre sequía ante una situación de escasez de agua, así como las correspondientes a la prevención de incendios forestales. 

 


LOS INCENDIOS FORESTALES: UNA RESPONSABILIDAD COMPARTIDA:


Los incendios forestales son uno de los fenómenos de carácter natural que pueden ocasionar situaciones de riesgo para las personas. Además constituyen un problema medioambiental muy grave.

Un comportamiento responsable, procurando no encender fuego en el campo cuando exista riesgo de incendio, es la mejor medida para evitar los incendios forestales

MEDIDAS DE PREVENCIÓN ANTE LOS INCENDIOS FORESTALES
Entre las medidas de prevención que se pueden adoptar, conviene recordar algunas que, aunque parezcan conocidas, tienden a olvidarse con frecuencia, como la de tener la precaución de

Apagar bien las cerillas y cigarrillos y no tirarlos por las ventanillas del coche.
No abandonar en el bosque botellas y objetos de cristal.
Encender fuego solamente en lugares autorizados y acondicionados para ello. Tener un cuidado especial al apagarlo, asegurándose que no quede ningún rescoldo que lo pueda reavivar y con ello iniciar un incendio.
Si observa un incendio forestal o una columna de humo dentro del monte, es importante avisar lo más rápidamente posible a alguno de los servicios de emergencia más próximos, como Servicios Forestales, Bomberos, Policía, Guardia Civil o Protección Civil.

En caso de condiciones meteorológicas que favorezcan la propagación de incendios, hay que abstenerse de encender fuego en el campo con cualquier finalidad.

MEDIDAS DE AUTOPROTECCIÓN ANTE LOS INCENDIOS FORESTALES
Conocer el entorno y los riesgos con los que puede encontrarse, ayuda a tomar medidas para evitar que éstos se produzcan.

Por eso, en épocas de riesgo de incendio, para adentrarse en el monte es necesario conocer bien el terreno, las vías de comunicación y caminos alternativos y procurar caminar siempre por zonas de gran visibilidad.

Si se encuentra en las proximidades de un incendio

Trate de alejarse por las zonas laterales del incendio y más desprovistas de vegetación.
Recuerde que un cambio en la dirección del viento puede hacer que el fuego le rodee. Por tanto, vaya siempre en sentido contrario a la dirección del viento.
Procure no dirigirse hacia barrancos u hondonadas, ni intente escapar ladera arriba cuando el fuego ascienda por ella.



Las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puede derivarse de los desastres.

En caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección, ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás.
 


CONSEJOS ÚTILES EN CASO DE SEQUÍAS:

Revise el estado de las tuberías, para evitar las pérdidas por averías.
Cierre ligeramente las llaves de paso de su vivienda para disminuir el caudal que sale por los grifos.

Almacene agua y haga acopio de líquidos sustituibles: aguas minerales, refrescos, etc.

Ahorre consumo en las labores de limpieza del hogar y de utensilios.

Sólo utilice la lavadora y el lavavajillas cuando esté completa la carga. Procure recuperar el agua de las mismas y empléela en usos que no sean de posible contagio.

Es conveniente usar el inodoro sólo por motivos imprescindibles. Podría introducirse botellas o similares en la cisterna, para reducir su capacidad y ahorrar consumo.

Evite regar las plantas y jardines. El agua es un recurso muy escaso en España.

Las labores de higiene y aseo personal deben cuidarse especialmente procurando no tener el grifo abierto constantemente; el lavabo se puede utilizar taponando el desagüe, siendo suficiente con una tercera parte de su capacidad.

Es preferible ducharse a bañarse, y dúchese abriendo el grifo sólo cuando se proceda a eliminar el jabonado.

Evite los ejercicios físicos que causen gran fatiga y sudoración.

Cuide sus ojos, pues pueden verse afectados por una atmósfera seca.
Si el agua que consume no es de suministro controlado, ni envasada, hiérvala durante quince minutos antes de beberla.

Vigile el perfecto estado de conservación e higiene de sus alimentos.
El agua del lavabo, de la vajilla y otros utensilios de cocina, debe ser tan segura como la bebida.

La sequía afecta a todos los sectores en general (Población, Agricultura, Ganadería, Industria, Servicios sanitarios, turísticos y sociales) de una forma negativa.

Las ciudades sufren grandemente la escasez de agua, debido a la concentración de población y a los altos consumos producidos por las industrias y servicios.

Debe intensificarse la cloración del agua en piscinas y lugares proclives a sufrir contaminación.

No se bañe en lugares donde el agua pueda estar contaminada.
Las autoridades velarán en todo momento por la salubridad pública estableciendo, en cada caso, las correspondientes ayudas y controles epidemiológicos.


TORMENTAS:


TORMENTAS EN EL CAMPO

Evitar permanecer en lo alto de las colinas y no refugiarse debajo de árboles, sobre todo, si están solitarios.
Alejarse de alambradas, verjas y otros objetos metálicos.
Si va conduciendo y se ve sorprendido por una tormenta, recuerde que un vehículo cerrado puede ser un buen refugio. En todo caso, disminuya la velocidad, extreme las precauciones y no se detenga en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua.

TORMENTAS EN LA CIUDAD

En la calle, el abrigo de los edificios protege del riesgo de las descargas
Dentro de casa, hay que cuidar que no se produzcan corrientes de aire, pues éstas atraen los rayos. De ahí la recomendación de cerrar puertas y ventanas en caso de tormenta.
También conviene proteger los electrodomésticos, ordenadores, etc. ... desenchufándolos para evitar que sean dañados por una subida de tensión o que ocasionen descargas eléctricas.

TROMBAS DE AGUA

En caso de que el aguacero le sorprenda conduciendo en la carretera, no atraviese con su vehículo los tramos que estén inundados. La fuerza del agua puede arrastrarle al hacer flotar el vehículo.
También es importante localizar los puntos más altos de la zona donde se encuentre, ya que puede necesitar dirigirse a ellos en caso de posible inundación.
Si es posible, intente sintonizar las emisoras de radio locales, que seguramente le informarán de las predicciones meteorológicas para la zona en que se encuentre.

RECUERDE

Las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puede derivarse de los desastres.

En caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección, ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás.
 

INUNDACIONES:


MEDIDAS DE PREVENCIÓN ANTE EL RIESGO DE INUNDACIONES

Retirar del exterior de la vivienda, aquellos objetos que puedan ser arrastrados por el agua.
Revisar, cada cierto tiempo, el estado del tejado, el de las bajadas de agua de edificios y de los desagües próximos.
Colocar los documentos importantes y, sobre todo, los productos peligrosos, en aquellos lugares de la casa en los que el riesgo de que se deterioren por la humedad o se derramen, sea menor.
No estacionar vehículos ni acampar en cauces secos, ni a la orilla de ríos, para evitar ser sorprendido por una súbita crecida de agua o por una riada.

MEDIDAS DE AUTOPROTECCIÓN A ADOPTAR EN CASO DE EMERGENCIA POR LLUVIAS INTENSAS

Mantenerse permanentemente informado a través de la radio y de otros medios de comunicación, de las predicciones meteorológicas y el estado de la situación.
Si llegara a inundarse la vivienda, es fundamental abandonar cuanto antes los sótanos y plantas bajas y desconectar la energía eléctrica utilizando, preferentemente, linternas para el alumbrado.
Si tiene que viajar, procure circular, preferentemente, por carreteras principales y autopistas.
Si se encuentra en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando, a su vez, atravesar vados inundados.
Por el contrario, debe dirigirse a los puntos más altos de la zona.
Mantenerse permanentemente informado a través de la radio y otros medios de comunicación, de las predicciones meteorológicas y el estado de la situación.

RECUERDE

Las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puede derivarse de los desastres.

En caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás.

 


RECOMENDACIONES DE PREVENCIÓN Y AUTOPROTECCIÓN ANTE VIENTOS FUERTES:


¿ Qué puede hacer ante la predicción o presencia de vientos fuertes ?
Es importante informarse de las condiciones meteorológicas previstas y estar atentos las indicaciones que se vayan dando.

Como medida de precaución ante vientos de gran intensidad conviene:

Cerrar y asegurar puertas, ventanas o toldos.
Retirar macetas y todos aquellos objetos que puedan caer a la calle y provocar un accidente.
Si se encuentra en la calle o en el campo
Es conveniente alejarse de cornisas, muros o árboles, que puedan llegar a desprenderse y tomar precauciones delante de edificaciones en construcción o en mal estado.
Abstenerse de subir andamios, sin las adecuadas medidas de protección.
Si va a viajar
Ante la predicción de vendavales hay que procurar evitar los desplazamientos por carretera y si es necesario hacerlos, extremar las precauciones por la posible presencia de obstáculos en la vía.
En todo caso, infórmese de las condiciones meteorológicas de la zona a la que se dirige.
Si se encuentra en zonas marítimas
Hay que procurar alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.
En estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en la proximidad del mar.

RECUERDE

Las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puede derivarse de los desastres.

En caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección, ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás.

 


NIEVE Y FRIO INTENSO:

Si se va a viajar
Solicitar información previa del estado de las carreteras y de la situación meteorológica.
Evitar el viaje en coche siempre que no sea necesario y utilizar, a ser posible, transporte público.
En caso de ser imprescindible la utilización del vehículo, revisar neumáticos, anticongelante y frenos. Además, hay que tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina, y llevar cadenas y elementos de abrigo.
Así mismo, es recomendable llevar un teléfono móvil y dispositivo de alimentación del mismo.
Ir muy atento para tener especial cuidado con las placas de hielo. Es difícil determinar en qué lugar del trayecto pueden haberse formado, aunque generalmente las zonas de umbría son las más habituales.
Si queda atrapado por la nieve
Debe permanecer en el coche, si el temporal le sorprende dentro del mismo.
Asimismo, es conveniente mantener el motor del vehículo encendido y la calefacción puesta, cuidando renovar cada cierto tiempo el aire. Es muy importante evitar quedarse dormido.
Comprobar que se mantiene libre, en todo momento, la salida del tubo de escape para que el humo no penetre en el coche.
Si es posible, intente sintonizar las emisoras de radio, que seguramente le informarán de las predicciones meteorológicas, las informaciones oficiales sobre el estado de la situación y las indicaciones que se den al respecto.

Precauciones en la montaña

Informarse de la predicción meteorológica de la zona a la que piensa ir.
Elegir la zona adecuada, en función de la preparación física y del conocimiento que se tenga de la montaña.
Informarse de la localización de los refugios o cabañas donde resguardarse en caso de descenso brusco de temperaturas, tormentas u otras condiciones meteorológicas adversas y llevar teléfono móvil.
Prestar atención y respetar las indicaciones de los carteles y otras señalizaciones sobre riesgos de la montaña.
Tener en cuenta que los cambios bruscos de tiempo pueden ser frecuentes en la montaña.

RECUERDE

Las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puede derivarse de los desastres.

En caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás.

 

TERREMOTOS:


Consecuencias anímicas

Tras la experiencia de un terremoto, se pueden generar reacciones diversas de ansiedad y es normal, por tanto, que en las semanas siguientes, muchas personas demanden o necesiten un apoyo psicológico para reducir el estrés emocional.

En cuanto a los niños si en su localidad ha habido algún movimiento sísmico y su hijo muestra signos de preocupación (como falta de apetito, insomnio, miedo a los cambios de tiempo, temor a quedarse sólo, a que se repita el terremoto) escúchele, tranquilícele, y en caso de que persista el malestar, busque el apoyo de un profesional.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN ANTE EL RIESGO DE TERREMOTOS
Si se vive en una zona de riesgo de sufrir un terremoto, conviene adoptar una serie de medidas preventivas, tales como:

En relación a la estructura del edificio

Revisar, controlar y reforzar el estado de aquellas partes de las edificaciones que primero se pueden desprender, como chimeneas, aleros o balcones. Revisar, asimismo, aquellas instalaciones que pueden romperse: tendido eléctrico, conducciones de agua, gas y saneamientos.

En relación al interior de la vivienda

Extremar las precauciones en cuanto a la colocación y sujeción de algunos objetos que pueden caerse, en especial los pesados y los que pueden romperse como lámparas, espejos, botellas, etc.
Tener un especial cuidado con la ubicación de los productos tóxicos o inflamables, a fin de evitar que se produzcan fugas o derrames.

MEDIDAS DE AUTOPROTECCIÓN A ADOPTAR DURANTE UN TERREMOTO

Si se produce un terremoto de una cierta intensidad, intente concentrar la atención en evitar riesgos y tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

Si está en el interior de un edificio es importante

Buscar refugio debajo de los dinteles de las puertas o de algún mueble sólido, como mesas o escritorios, o bien, junto a un pilar o pared maestra.
Mantenerse alejado de ventanas, cristaleras, vitrinas, tabiques y objetos que pueden caerse y llegar a golpearle.
No utilizar el ascensor, ya que los efectos del terremoto podrían provocar su desplome o quedar atrapado en su interior.
Utilizar linternas para el alumbrado y evitar el uso de velas, cerillas, o cualquier tipo de llama durante o inmediatamente después del temblor, que puedan provocar una explosión o incendio.

Si la sacudida le sorprende en el exterior es conveniente

Ir hacia un área abierta, alejándose de los edificios dañados. después de un gran terremoto, siguen otros más pequeños denominados réplicas que pueden ser lo suficientemente fuertes como para causar destrozos adicionales.
Procurar no acercarse ni penetrar en edificios dañados. El peligro mayor por caída de escombros, revestimientos, cristales, etc., está en la vertical de las fachadas.

Si se está circulando en coche.

Es aconsejable permanecer dentro del vehículo, así como tener la precaución de alejarse de puentes, postes eléctricos, edificios degradados o zonas de desprendimientos.
Intente responder a las llamadas de ayuda y colaborar con los Servicios intervinientes, pero no acuda a las zonas afectadas sin que lo soliciten las autoridades. Es importante evitar curiosear por las zonas siniestradas; esto es peligroso y además dificultará las labores de rehabilitación.

RECUERDE

Las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puede derivarse de los desastres.
En caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección, ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás.

 


RECOMENDACIONES PARA LA ASISTENCIA A ESPECTÁCULOS PÚBLICOS:

PARTIDOS DE FÚTBOL

No introducir en el recinto objetos que puedan afectar a la seguridad del resto de los espectadores.
Seguir las instrucciones dadas por megafonía y servicios de orden.
En todo momento conservar la calma.
Antes de ocupar su localidad infórmese de donde se encuentran las salidas, especialmente las salidas de emergencia.
No correr.
Al entrar o salir, no pararse en las puertas, vomitorios o pasillos de acceso a las localidades.
Llevar en brazos o de la mano a los pequeños.
Antes de entrar en el recinto, en el caso de que vaya acompañado de otras personas tome un punto de referencia del exterior, para que en el supuesto de pérdida, puedan volverse a reunir.
Permanecer en sus localidades hasta la finalización del acto.
Mantenerse tranquilo y sereno ante cualquier emergencia.
Solicitar la ayuda de los servicios de orden ante cualquier emergencia personal o colectiva que pueda acontecer.
RECUERDE:

Que está terminantemente prohibido situarse sobre barandillas, verjas u otros lugares no destinados a estos fines.
Para evitar accidentes, abandonar el recinto de forma ordenada, respetando el orden de salida.
Que una conducta incivilizada puede provocar una catástrofe.
Que las mayores desgracias ocurren por el desorden y la prisa.
Que antes que el espectáculo está su seguridad y la del resto de espectadores.
Que de su conducta serena, en la mayoría de los casos, dependerá la solución del problema.
Que los servicios de orden se encuentran en el recinto para salvaguardar la seguridad de Ud. Consúlteles cuanto crea necesario para lograr este fin.
SOLICITA:

La colaboración de todos los espectadores en caso de cualquier accidente.
No entorpecer los movimientos de los servicios de orden.
Ayuda, en todo lo que dependa de Ud. Para que el espectáculo sea una fiesta y no una jornada triste.
Recuerde que... ¡ES MEJOR PREVENIR QUE CURAR!




EN LA ASISTENCIA A ESPECTÁCULOS DEPORTIVOS O DE MASAS:

Siga las instrucciones de las autoridades, policía, Guardia Civil, Cuerpos de Seguridad, voluntarios de Protección Civil, etc.
Al entrar o salir, no se detenga en las puertas, puede colapsarlas y provocar graves riesgos.
En caso de riesgo o emergencia, no pierda la calma y abandone el recinto con celeridad pero sin prisas, no corra, siga las instrucciones de la megafonía o servicios de orden.
Si va acompañado de otras personas, especialmente niños, no se separe de ellos, e incluso lleve en brazos o de la mano a los pequeños.
No introduzca objetos o materiales, tales como botellas, botes, palos, bengalas, etc., que puedan poner en peligro tanto su vida como la del resto de los espectadores.
En caso de producirse altercados o actos violentos, intente separarse del lugar, e informe a los cuerpos o fuerzas de seguridad.




EN LA PRÁCTICA DEPORTIVA

Siga en todo momento las instrucciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad, en especial, en cuanto a donde realizar la práctica deportiva sobre todo en determinados deportes que pueden ocasionar riesgos a las personas, como el automovilismo, la náutica, la caza, etc.
Practique el deporte en los lugares habilitados al efecto, y donde en caso de necesidad pueda ser auxiliado por otros deportistas, y especialmente no practique deportes en lugares abiertos al tráfico de vehículos.
Conozca y siga las normas de la federación deportiva, relacionado con el deporte que practique.
No inicie o reinicie la práctica deportiva sin consultar previamente con el médico, y hágase revisar periódicamente por el facultativo.
Conozca unas mínimas reglas de primeros auxilios.
No intente sobrepasar sus límites.
No beba líquidos, ni durante ni inmediatamente después de terminar la práctica deportiva, y tenga cuidado con el sol intenso, pues podrían producirse mareos, cortes de digestión, lipotimias, etc.




PROTECCIÓN EN EDIFICIOS PÚBLICOS, HOTELES Y APARTAMENTOS

Conozca bien el plano de su planta: escaleras de incendios, si las hay, salidas de emergencia, situación de extintores y bocas de agua, etc.
Conozca perfectamente el funcionamiento del Plan de Emergencia y cumpla con decisión y rapidez las acciones que en él se encomienden.
Conozca los puntos de mayor riesgo. Evalúe con anterioridad los peligros y trace mentalmente su comportamiento en todo caso.

En caso de incendio:

Prevéngase: localice las salidas de urgencia.
Estudie las vías para la evacuación.
Si detecta humo o fuego avise a conserjería.
Si hay humo fuera de su habitación, no salga y cierre la puerta.
Si ha de salir y hay humo, respire a través de un pañuelo húmedo.
Avance agachado o a gatas.
No utilice los ascensores, puede haber un corte de fluido eléctrico durante el incendio.
Actúe con orden y serenidad. Recuerdo que con sangre fría puede salvar su vida y la de los demás.





RECOMENDACIONES EN EL USO DE TRANSPORTES

EN VEHÍCULO. Proceda a una exhaustiva revisión del coche antes de viajar. En caso de accidente señalice el lugar.
EN FERROCARRIL Y AUTOBÚS. No se asome al exterior. Si prevé un choque agárrese bien y proteja la cabeza. Sepárese de las ventanas y puertas.
EN METRO. No camine a oscuras por la vía. Ante el humo, échese al suelo y respire con un pañuelo en la boca. Vigile los cables y objetos metálicos para no sufrir electrocución.
EN AVIÓN Y BARCO. Siga las instrucciones de la tripulación y protéjase contra los mareos.




INTOXICACIONES:

Caso de intoxicación por alimentos, medicamentos y otros tóxicos, que la víctima vomite o provocándole el vómito.
Caso de veneno, adminístrese el antídoto apropiado.
Después de la intoxicación, guárdense las heces y restos de comida para analizar.
Procure tomar alimentos en buen estado. Elimine siempre los sospechosos.
Vigile el buen estado de conservación de los alimentos en los restaurantes y bares donde los consuma. En su caso, seleccione el local más conveniente.
Atención con el calor. Pueden darse intoxicaciones alimentarias con más frecuencia, sobre todo la salmonelosis.
Los huevos que consume, cuide que no estén sucios. Aclárelos con lejía, en su caso.
Lave e higienice los alimentos que toma crudos: frutas y hortalizas.
Por gases y otras sustancias:

Corte el gas y evite toda chispa, así como explosiones.
Airee y ventile el recinto contaminado.
Protéjase con un pañuelo la boca y la nariz.
Hágase la respiración artificial y reanimación cardíaca, en su caso.
Trasládese a la víctima rápidamente a un centro hospitalario.
Deben guardar especial observancia las personas drogodependientes y quienes ingieren gran cantidad de alcohol, para que su posible intoxicación por esos productos no tenga un efecto añadido por cualesquiera otras cosas. Puede ser muy peligroso.




BAÑOS EN RÍOS, PLAYAS Y PANTANOS:

Cuidado con el sol. Tómelo con precaución los primeros días.
No entre súbitamente en el agua si ha tomado el sol. Mójese la nuca y las muñecas y entre lentamente.
Procure bañarse en zonas vigiladas observando las condiciones de la playa, oleaje y corrientes.
Si no sabe nadar no se aleje de la orilla.
No se tire al agua en lugares de fondo desconocido ya que puede haber poco fondo o ser rocoso.
Procure no adentrarse en el mar nadando si va solo.
Si se siente arrastrado por una corriente permanezca tranquilo y no intente nadar contra la misma. Nade paralelamente a la playa y una vez fuera de la corriente nade directamente hacia la orilla. Haga señales de auxilio si no puede salir de la corriente.

Retrase el baño o no se bañe:

Si ha comido o bebido en exceso.
Si ha hecho ejercicio y está fatigado.
Si no se encuentra bien.
Si hay tormenta, especialmente si va acompañada de aparato eléctrico.

Salga del agua inmediatamente:

Si tiene escalofríos persistentes.
Si nota sensación de fatiga.
Si siente picores en el vientre o brazos.
Si tiene vértigo o zumbido en los oídos.
Si nota malestar o no se encuentra bien.




LA MONTAÑA:

Cuando salga de excursión elija la zona adecuada a sus posibilidades. No salga solo, únase a compañeros con experiencia. Infórmese de la predicción meteorológica de la zona a la que piensa ir.
Deje dicho dónde va o cuándo vuelve a su familia, amigos, a la guardia civil o en el ayuntamiento del último pueblo.
Infórmese de la localización de los refugios o cabañas donde resguardarse y lleve teléfono móvil.
Lleve siempre equipo suficiente para sobrevivir: saco de dormir, anorak, chaqueta de fibra caliente, alimentos. Tenga en cuenta que los cambios bruscos de tiempo son frecuentes en la montaña.
No tenga prisa por subir; no llegue nunca al agotamiento, coma y beba con frecuencia. Descanse de vez en cuando en lugares abrigados.
En las zonas fáciles también existe peligro. No abandone su seguridad. Tenga cuidado cuando descienda en rapel. Preste atención y respete las indicaciones de los carteles sobre riegos de la montaña.
Cuando alcance la cima piense que la excursión termina en el valle. Guarde fuerzas para la bajada.




LA CAZA:

Si vas de caza de ojeo, es fundamental guardar las reglamentarias distancias de seguridad para prevenir accidentes.
Si es Ud. Avezado cazador y en su partida se encuentra con un miembro inexperto, debe procurarle un cursillo acelerado, para evitar desagradables confusiones, que podrían dar lugar a molestos incidentes.
Recuerde en todo momento que para la práctica de la caza es necesaria la correspondiente licencia de armas, que debe solicitar a la Guardia Civil, y el oportuno permiso de caza expedido por organismo competente